¿Sabías que más del 40 % de las reformas de vivienda acaba en reclamación, disputa personal o incluso en juicio?

Esa es la triste realidad. Pero lo cierto es que, cuando nos planteamos una reforma, en la mayoría de los casos, no pensamos demasiado en lo que puede llegar a pasar.

Es por eso por lo que Raúl y yo decidimos escribir este artículo: una guía en la que hablaremos de los pros y contras de una reforma, y sobre qué debes tener en cuenta antes de empezar.

Además, todo acompañado de un listado con las mejores empresas de reformas (según nuestra opinión) que puedes contratar hoy en Sant Andreu de la Barca.

Lo que sí me gustaría dejar claro, es que ninguna de las empresas que aparecen en este artículo nos ha pagado nada por hablar de ellos.

¿Cuándo es buena idea reformar una vivienda?

Las obras de rehabilitación no siempre acaban bien. Además, suelen ser caras, en muchos casos nos vemos obligados a buscar un sitio el que vivir mientras se lleva a cabo y el resultado final no siempre es el esperado.

Es algo parecido a vender un piso como particular. Aunque sabemos qué hacer para conseguirlo, nuestra falta de experiencia nos puede jugar una mala pasada.

Entonces ¿cuándo vale la pena arriesgarse?

Lo cierto es que hay una serie de situaciones en las que reformar un piso o una casa es, sin duda, la mejor alternativa. Veamos dos de ellas.

Comprar un piso a reformar

Si estás buscando piso, habrás comprobado que la diferencia entre el precio de una vivienda reformada y el de una a reformar, es bastante significativa.

En realidad tiene cierta lógica, teniendo en cuenta que al comprar una propiedad reformada, ahorrarás tiempo y podrás instalarte en tu nuevo hogar mucho antes.

El problema está en que no siempre la reforma realizada cumple con tus necesidades y las de tu familia, lo cual implica que, a pesar de haber pagado más, puede que tengas que hacer obras igualmente.

Ahora imagina que encuentras otro piso en la misma zona y de las mismas características, pero un 25 % más barato ya que necesita importantes reformas.

Parece una buena idea elegir esta opción, sobre todo si no tienes prisa por trasladarte. Cuando acabes con las obras, estrenarás un piso hecho a tu medida.

Reformar para alquilar

El alquiler le está ganando la batalla a la venta. Cada vez son más las personas que se deciden por esta opción, antes que por comprar una vivienda.

Al mismo tiempo, son muchos los propietarios y propietarias que han visto en alquiler una forma de rentabilizar su vivienda sin desprenderse de ella.

Es cierto que conlleva algunos riesgos. Pero también es verdad que existen formas de minimizar esos riesgos y alquilar de forma segura.

Ahora bien, si cada vez hay más pisos en alquiler, es importante hacer algo para que el tuyo destaque respecto a los demás.

Puedes hacerlo bajando el precio, o puedes invertir en renovar el baño, actualizar la cocina, ponerle un suelo bonito y pintar.

No es una obra demasiado complicada, incrementarás el valor de tu propiedad y obtendrás un producto atractivo que llamará la atención de los inquilinos más solventes.

Quiero vender mi casa ¿reformo o la dejo como está?

Te contaré algo: 6 de cada 10 propietarios que nos contactan para vender su casa, nos hacen esta misma pregunta.

La respuesta más sincera que te puedo dar, es que depende. 

En algunos casos, una pequeña reforma puede suponer un incremento sustancial en el precio final al que venderemos nuestra vivienda. En otros casos no.

Lo que tenemos muy claro en Vivendis, es que cada caso es distinto y se debe estudiar de forma individual. Lo que es bueno para unos puede no serlo para ti.

Además, en nuestro plan de ventas personalizado para propietarios y propietarias de Sant Andreu de la Barca, está incluido el servicio de Home Staging. 

Este servicio nos permite preparar una casa o un piso para la venta, de forma que los potenciales compradores vean el potencial de una propiedad, sin necesidad de hacer reformas.

Si nunca antes habías oído hablar de Home Staging, te invito a leer nuestro artículo sobre Cómo preparar una casa para venderla más rápido y a mejor precio.

¿Qué debes tener en cuenta antes de empezar?

Ahora que ya tienes claro que necesitas reformar tu propiedad, es hora de planificarlo todo.

Primer paso: calcular cuánto dinero quieres invertir en las obras. Márcate un máximo antes de empezar a pedir presupuestos.

Decide si quieres contratar una empresa de reformas que se ocupe de todo, o prefieres trabajar con varios especialistas independientes. En cualquier caso, asegúrate de tener a alguien que se encargue de supervisar la obra.

Habla con conocidos, amigos y familiares. Es posible que alguno de ellos haya realizado una reforma recientemente y pueda recomendarte a alguien.

Piensa en un sitio al que puedas trasladarte si fuera necesario. Dependiendo de la magnitud de las obras, es posible que tengas que pasar algunos días durmiendo fuera de casa.

Contrata un trastero. Es posible que durante las obras tengas que sacar muebles, ropa, incluso algún electrodoméstico. La mayoría de trasteros cobran por meses y no tienen permanencia.

Por último, antes de empezar la obra, te recomiendo tener a mano algo que he querido llamar, tablero de inspiración.

Con esto me refiero a que busques imágenes, recortes de revista, muestras de colores y todo lo que puedas encontrar, que te ayude a explicar de forma gráfica la obra que tienes en mente.

Son solo algunas recomendaciones. Si se te ocurre alguna más, no dudes en dejarla en los comentarios para que otros puedan tenerla en cuenta.

7 errores típicos al contratar una empresa de reformas

Si bien una reforma conlleva imprevistos y no siempre podrás tenerlo todo bajo control, hay una serie de errores que deberías evitar al contratar la empresa que llevará a cabo las obras. Sobre todo si es tu primera vez.

1. Quedarte con el presupuesto más barato.

Lo sé. Es tentador. Pero créeme cuando te digo que lo barato puede salirte muy caro. Intenta buscar un equilibrio entre el precio, la confianza y la reputación de la empresa. Saldrás ganando.

2. No especificar la fecha de fin de obra y las posibles penalizaciones.

Uno de los errores más habituales es no definir la fecha de fin de obra. Es muy posible que el plazo no se cumpla. Como he dicho antes, en una reforma siempre salen imprevistos. Por eso es importante que pactes con el reformista una penalización en caso de que no se acabe a tiempo.

3. Pagarlo todo por adelantado.

Nunca, nunca, nunca pagues la totalidad por adelantado. Aunque haciéndolo te ofrezcan un goloso descuento. El último pago es una garantía.

Normalmente, se suele pagar una parte al inicio, otra durante la obra y se deja un pago final para el momento de la entrega de llaves.

4. Tener dudas sobre el proyecto.

Antes de empezar, procura tener claro qué colores quieres, qué tipo de suelo prefieres y cómo debe ser la pica de la cocina, doble o individual.

Eso no quiere decir que no te dejes asesorar por los profesionales. Pero si lo dejas todo en sus manos, aumentan las posibilidades de que el resultado final no te guste. Y perderás el derecho a queja.

5. No tener imágenes y muestras de ejemplo.

Sé que ya te he hablado sobre esto. Pero es que es muy importante que lo tengas presente. A la hora de explicar a una empresa de reformas qué quieres, siempre será mucho más fácil que te entienda si le enseñas algunas imágenes.

6. Estar siempre encima de los trabajadores.

Error típico: vemos lo que están haciendo y, antes de que acaben, empezamos a sacar fallos. Si has confiado en una empresa, deja que trabajen y que acaben. Quizá el error que estás viendo ya lo han visto y, cuando acaben, lo dejarán solucionado.

Estar constantemente encima de ellos genera mal ambiente y tensión. 

7. No solicitar factura, justificantes de pago ni contrato.

Además de ser ilegal, estafar al fisco es una pésima decisión ya que, al no existir factura por el trabajo realizado, tampoco tiene validez la garantía.

Otro de los errores típicos es no firmar un contrato. El contrato con la empresa de reformas es clave, ya que recoge las condiciones de la obra, los plazos, el precio, la forma de pago y el resto de condiciones acordadas entre las partes.

Por último, cada vez que efectúes un adelanto del dinero según esté especificado en el contrato, exige un justificante conforme ese pago se ha llevado a cabo.

Contrato al principio de la obra, justificantes durante y factura al final: los tres documentos que vas a necesitar si algo sale mal y tienes que reclamar.

¿A quién me puedo dirigir a la hora de reclamar, si una reforma no acaba bien?

Lo más normal es que te dirijas con la factura y/o el contrato a un abogado. Tras un peritaje, en el que un técnico determinará qué incumplimientos se ha llevado a cabo respecto al contrato inicial, el abogado cursará la demanda en un juzgado civil.

Pero para que sea el constructor el responsable de los posibles errores en la obra y no tú como propietario, es imprescindible la figura del arquitecto.

Un arquitecto es el único que puede certificar que los errores causados por el reformista son debidos a una negligencia suya y no a un fallo en las instrucciones facilitadas por el dueño de la vivienda.

¿Qué dice el Código Civil al respecto?

El Código Civil, en su artículo 1101, deja muy claro su respaldo al consumidor en caso de incumplimiento:

“Quedan sujetos a la indemnización de los daños y perjuicios causados los que en el cumplimiento de sus obligaciones incurrieren en dolo, negligencia o morosidad, y los que de cualquier modo contravinieren al tenor de aquellas.”

Si quieres saber más sobre el tema, te recomiendo leer el artículo del blog de Garón Abogados, sobre Desperfectos y daños en reformas de casas.

Las empresas de reformas mejor valoradas en Sant Andreu de la Barca

Ahora que ya tienes algunas pautas para empezar con la reforma de tu casa, me gustaría hablarte de algunas empresas de reformas que, en mi opinión, deberías conocer.

Como nosotros somos de Sant Andreu de la Barca, hemos seleccionado las que están ubicadas en esta población.

No obstante, puedes consultar portales como habittisimo, donde encontrarás valoraciones de profesionales en toda España.

EAG reformas

Eugenio es el gerente de la empresa EAG reformas. Además de haber sido cliente nuestro, es también un excelente profesional con más de 30 años de experiencia.

Para EAG, la clave del éxito de una empresa de reformas está en la sinceridad y en la confianza.

Como dice Eugenio, sus clientes llegan a él por medio de recomendación de otros clientes, sin necesidad de publicidad de ningún tipo.

¿Cómo lo consigue? Descúbrelo en el vídeo que hemos grabado con él en nuestra oficina de Sant Andreu de la Barca.

Esparo Arquitecte

Estudio joven, cargado de talento y experiencia. En 2007, Xavier Esparó inicia su aventura en solitario y, por lo que sabemos, con éxito.

Esparó apuesta por un enfoque moderno y funcional, combinando sostenibilidad y eficiencia. Ingredientes que confieren a sus proyectos una firma característica.

En su estudio lo tienen claro. La formación continua no es optativa; es imprescindible. Pero lo que hace de su filosofía personal y empresaria algo especial, es su carácter pragmático.

Xavier huye de la obligación moderna de imponer una marca personal. Decide anteponer las expectativas de sus clientes, ofreciendo soluciones reales a sus necesidades.

Me gusta definir su modelo de negocio como arquitectura de proximidad. En sus proyectos intentar siempre apoyarse en profesionales de la zona, con una visión y valores similares.

Para el estudio Esparó Arquitecte, cada proyecto es único y cada reforma o rehabilitación se cuida hasta el más mínimo detalle.

Icuines

Con más de 20 años de experiencia en el sector de las reformas, el equipo de Icuines decidió en 2012 dedicarse de forma casi exclusiva, a la rehabilitación y diseño de cocinas y baños.

Para ello, decidieron contar con Dica, marca española especialista en la fabricación de muebles para el hogar.

Este binomio empresarial, garantiza al cliente final un producto de calidad totalmente fabricado en España y fiel a las últimas tendencias en eficiencia, funcionalidad y diseño.

Pero si hay algo que hace de Icuines una excelente alternativa a la hora de reformar una cocina, son las posibilidades de personalización de cada uno de sus muebles. Solo tendrás que imaginar la cocina de tus sueños, y ellos se encargarán de hacerla realidad.

MCT Reformes

Los chicos de MCT se han ganado una buen reputación en Sant Andreu de la Barca. Sus clientes le dan un 10 en profesionalidad, honestidad y confianza.

El equipo es todo terreno: reformas integrales en viviendas particulares, trabajos en terrazas, fachadas y comunidades, obra nueva, mantenimiento, impermeabilidades y muchos más servicios.

Con soluciones a todo tipo de necesidades, lo que tengo claro es que su negocio no es el de las reformas, sino el de conseguir clientes satisfechos.

Hermanos Flecher

Cuando tuve que hacer mi primera reforma, comprendí que contratar a buenos profesionales es importante, pero que si además son buenas personas, es aún mejor.

Los clientes de Hermanos Flecher coinciden: buen trato, magnífica atención y, sobre todo, buena gente.

Su catálogo de servicios es amplio y, según las valoraciones de algunos de sus clientes, resuelven bien todos sus trabajos: Reformas Integrales, electricidad, baños y cocinas, trabajos Industriales, fontanería, limpieza doméstica.

Categorías: Hogar

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Call Now Button